Fédéracion de Los Dos Costas
Estado de Pie Negro el el Exilio
Espéranza Méditerranea
© 2017 Gouvernement Pied-Noir en Exil - Site Officiel de l’Etat Pied-Noir en Exil -
La Federación de las dos orillas (FDR) Un Estado Pie Negro en el oeste del Mediterráneo  Los Pies Negros toman su destino en muchos sentidos el marco de la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos firmada en Argel el 4 de julio de 1976 La Paz para la única batalla (Albert Camus) El nuevo Atlanthrope Procedentes de Marruecos, Argelia, Túnez y Egipto 5 millones de hombres y mujeres, Los Pies Negros, procedentes de Europa, nacidos en África, cuyas familias fueron: - expoliadas ilegalmente de sus bienes, - asesinadas por miles, - dispersas brutalmente en los cinco continentes, - calumniadas por sus verdugos, - insultadas por los políticos A la reconquista de un territorio y de un estatuto internacional tras un genocidio, un Éxodo y la dispersión.  Después de medio siglo de sufrimiento, al igual que los armenios, los judíos o los palestinos, testimonian ante la historia e interpelan a las instancias internacionales. Los Pies Negros: hacia su destino El folleto que tienen en sus manos es la matriz de un libro que se les presentará durante el año 2019. La idea de la creación de un Estado Pied-Noir, libre y soberano, no ha surgido, como un conejo tirado de las orejas, del sombrero de un mago un poco loco e ilusionista a deseo. Se trata, sin duda, de uno de los secretos mejor guardados de la Quinta República, el que más sangre francesa ha derramado desde el nacimiento del pueblo Pie Negro. Todo comienza probablemente con la destrucción de Jerusalén, la captura de los partidarios de Jean de Gischala y la huida de tribus judías hacia el norte de África, pasando por Egipto. Esta larga marcha a través de los siglos hasta nuestros días ha visto surgir un pueblo nuevo formado por aportes sucesivos, en Berbería,europeos procedentes de la orilla norte del Mediterráneo se instalan en la orilla sur de este lago interior entre Europa y África. Esta unión entre las dos orillas es la razón misma de haber dado a nuestro Estado Pied-Noir el sobrenombre de Federación de las Dos Marías (la FDR). Si estamos de acuerdo en considerar que Alexandre Arcady y sus hermanos son Pieds-Negros, entonces no debemos cortarlos de sus raíces y considerar que son también las de todos los que han mezclado su sangre para dar una identidad común a un pueblo nuevo, salido de las tinieblas de la historia. Este pueblo, los Pies Negros, tomó ciertamente su consistencia y su conciencia con la toma de Argel en 1830 por las tropas francesas que expulsaron a los turcos, después de una ocupación que databa del siglo XVI, siguiendo la de los árabes instalados desde el siglo vii. Al igual que los árabes y los turcos, Francia colonizó el norte de África. Ante la imposibilidad diplomática de permanecer en la orilla sur del Mediterráneo, Francia decidió retirarse a partir de 1956 poniendo fin a las diferentes formas de protectorados en Egipto, Túnez y Marruecos. Concluyó su retirada con la independencia dada a Argelia en 1962. A partir del 16 de septiembre de 1959 se iniciaron negociaciones secretas entre árabes y franceses. Continuaron hasta el 18 de marzo de 1962, fecha de la firma de los acuerdos d’Evian. Francia preveía tres soluciones: - Argelia sigue siendo francesa, - Argelia es entregada a los árabes, - Argelia se convierte en un Estado federal que respeta a las tres etnias (bereberes, árabes y negros) agrupadas geográficamente. Esta fue la segunda solución que prevaleció porque era la más fácil de aplicar con el consentimiento de la comunidad internacional. Los acuerdos secretos, que prevén el retorno de la hegemonía árabe, permitieron a la Primera República argelina controlar la cuestión bereber y a la Quinta República Francesa influir en la presencia de los Pies Negros en el norte de África. Cuatro días después de los acuerdos de Evian, la Quinta República organizó el genocidio, el Éxodo y la dispersión de los Pies Negros en el mundo, comenzando por la masacre de los habitantes del gueto de Bab el oued el 23 de marzo de 1962, pasando por el de Argel el 26 de marzo de 1962 y terminando por el del 5 de julio de 1962 en Orán, que sólo pudo celebrarse porque el Gobierno francés de entonces había retirado las tropas. Los Pies Negros fueron abandonados a su suerte. No se puso en marcha ningún plan de salvaguardia, cada uno huyendo por mar y aire hacia diversos horizontes y según sus propios medios. Sólo España organizó operaciones de liberación controladas a través de buques de guerra, en riesgo de un enfrentamiento con las fuerzas navales francesas. Los partidarios de la Argelia francesa y de la Argelia federal continuaron luchando para que los Pies Negros y los bereberes pudieran controlar sus destinos. A ello siguen las matanzas individuales y colectivas perpetradas por servicios confidenciales de las dos repúblicas entre 1962 y la actualidad. En los últimos tiempos se ha formado un gobierno provisional kabyle para obtener el reconocimiento internacional de la lucha del Movimiento para la Autonomía de Kabilia con la ayuda de la UNPO (Unrepresented Nations and Peoples Organization) Asimismo, la Asociación de Pies Negros en el Mundo y sus Amigos (PNMA) dio a luz el 1 de octubre de 2016 al Estado Pied-Noir, acontecimiento esperado desde 1870, con la denominación de Federación de las Dos Marías (FDR). Presentaremos todos los detalles y documentos de los intentos de crear este Estado desde 1870 en el libro que se publicará, pero retendremos algunos de los autores identificados en orden cronológico: Romuald Vuillermoz, Félix Dessoliers, Raymond Aron, Robert Hersant, General Edmond Jouhaud, David ben Gurion, Jean Sarradet, René Villard, General Paul gardy, Jacques Villard. Todos los actores de esta Tercera Vía fraterna han tenido que afrontar obstáculos, algunos de los cuales fueron insuperables porque fueron sancionados con asesinatos. Ciertamente, su aplicación habría permitido evitar grandes sufrimientos a los Pies Negros al permitirles vivir y prosperar en su tierra natal. Ahora queda por forjar un futuro para los descendientes de este pueblo Pie Negro y de su Nación a través de los gigantescos trabajos que esperan al Estado Pie Negro. Jacques Villard Si el autor de este artículo es citado entre los que intentaron instaurar un Estado Pied-Noir, no es porque sea el hijo de René Villard o el actual jefe del Estado Pied-Noir, sino porque fue el fundador, a petición del General Jouhaud, de la Asociación Patria Nostra, que tenía por objeto crear un Estado Pied-Noir en 1972. Los Pies Negros: una realidad histórica Todos juntos, los Pies Negros forman un pueblo, una nación, un estado. Este pueblo se levanta para asumir su destino en el marco internacional del derecho de los pueblos a la libre determinación. Este derecho se define en el capítulo 1, versículo 2, de la Carta de las Naciones Unidas de la siguiente manera: Desarrollar relaciones amistosas entre las naciones sobre la base del respeto del principio de la igualdad de derechos de los pueblos y de su derecho a la libre determinación, y adoptar todas las medidas necesarias para consolidar la paz mundial. Este pueblo, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, aprobando todas sus recomendaciones, ordena a un Estado que se dote de un territorio, de una Constitución, de una Doctrina, de una Bandera, de un escudo, un órgano ejecutivo y un órgano legislativo supervisados por: - Jefe de Estado: Maestro Jacques Villard - Un Consejo de Estado presidido por el Maestro John Henri Bennett - Un Consejo de la Magistratura presidido por el Maestro Jean-Paul alberca. El órgano ejecutivo es el Consejo de Ministros del Estado Pied-Noir, bajo la alta responsabilidad del Jefe del Estado. Este Consejo de Ministros se compromete, por su parte, como primera misión, a representar al pueblo Pie Negro ante todos los Estados y organizaciones del mundo en el marco de la paz y de la seguridad. El órgano legislativo es la Asamblea Nacional, presidida por René Pico, Presidente de la Comisión de la Memoria y de las Tradiciones, cuya misión es reunir y representar al pueblo Pied-Negro en su diversidad y dispersión, sin olvidar a nadie. Los Pies Negros son mediterráneos convencidos. Desean ser, sin otra arma que el Verbo y el Amor fraterno, mediadores y vectores para que el lago interior de la civilización mediterránea no se convierta en un basurero ni en un cementerio, sino que siga siendo un faro de la humanidad, él que fue su cuna. Los Pies Negros hacen suya la profecía de Isaías que las Naciones Unidas grabaron en mármol: « Y tendrán que forjar sus espadas en barras y sus lanzas en tijeras. Una nación no alzará la espada contra una nación, y ya no aprenderán la guerra. » Uno de ellos, Albert Camus, Premio Nobel de Literatura, afirma con convicción: « La paz es la única lucha que vale la pena librar. Ya no es una oración, sino un orden que debe ascender de los pueblos hacia los gobiernos, el orden de elegir definitivamente entre el infierno y la razón. » El pueblo Pie Negro: un motor El pueblo Pie Negro en su forma y en su denominación no pertenece a nadie. Es libre y soberano. Cinco millones de Pies Negros, formando este pueblo Pie Negro, han sido dispersados en los cinco continentes a raíz de un genocidio y de un éxodo, del título del artículo 7 del Estatuto de Roma, que define los crímenes de lesa humanidad cuando se cometen por orden «en el marco de un ataque generalizado o sistemático contra cualquier población civil». El pueblo Pied-Noir ha sido injustamente y ilegalmente despojado de sus bienes inmuebles (territorio y viviendas) y mobiliario que le pertenecían, en violación del artículo 17 de los Derechos Humanos y del Ciudadano, que dispone: Art. 17. Dado que la propiedad es un derecho inviolable y sagrado, nadie podrá ser privado de ella, salvo cuando la necesidad pública, legalmente comprobada, así lo exija, y bajo la condición de una justa y previa indemnización. La indemnización, si ha tenido lugar, no ha sido ni preliminar ni justa. Así, víctima de un acuerdo ilegal entre potencias asociadas a su desgracia, el pueblo Pie Negro totalmente aislado e ignorado durante medio siglo decidió: - Contrariamente a la leyenda inventada, dar a conocer su martirio en el plano internacional y pedir su reconocimiento, - Hacer condenar a la historia y a los hombres, a los culpables, - Recuperar y vivir en un territorio que le pertenezca al mismo título y en las mismas condiciones que cualquier otro pueblo de la misma naturaleza, - Promover su descendencia preservando los logros de su pasado. A fin de salir de su aislamiento y abrirse al mundo, se comprometió a unirse a todas las iniciativas de las naciones y de los pueblos que toman sus destinos en sus propias manos. En ese sentido, decide mantener su voluntad de adherirse a la UNPO (Unión de Naciones y Pueblos no Representados) y participar en la creación del UNPF (Unión de Naciones y Pueblos Francófonos). El pueblo Pie Negro desea: - Afirmar la democracia como derecho humano fundamental, - Hacer efectivos los derechos humanos, civiles y políticos en todo el mundo, - Defender el derecho universal a la autonomía y a la libre determinación y promover el federalismo. El pueblo Pied Negro inscribe en la Constitución del Estado los siguientes principios: autodeterminación, derechos humanos, democracia, no violencia, ecología, todos los valoresNegros no han dejado de propagar. La Nación Pie Negro: un cemento Lo que distingue a las naciones, que había escrito, aunque sea de cunas, no es la raza ni la lengua. Los hombres sienten en su corazón que son un mismo pueblo cuando tienen una comunidad de ideas, intereses, afectos, recuerdos y esperanzas. Eso es lo que hace a la nación. "La existencia de una nación es un plebiscito de todos los días". "La nación es un alma, un principio espiritual. Dos cosas que, de hecho, no son más que una, constituyen esta alma, este principio espiritual. Una está en el pasado y la otra en el presente. Una es la posesión en común de un rico legado de recuerdos; la otra es el consentimiento actual, el deseo de vivir juntos, la voluntad de seguir haciendo valer la herencia que se ha recibido indiviso. [… ] Una nación es, pues, una gran solidaridad, constituida por el sentimiento de los sacrificios que se han hecho y de los que se están dispuestos a hacer aún.   El hombre no es esclavo ni de su raza, ni de su lengua, ni de su religión, ni del curso de los ríos, ni de la dirección de las cadenas de montaña. Una gran agrupación de hombres, cuerda de mente y cálida de corazón, crea una conciencia moral que se llama una nación." Ernest Renan (1823-1892) (filólogo e historiador) La nación está constituida por los muertos, los vivos y los que nacerán en el seno de la comunidad. No se reduce a una aglomeración de individuos, como lo haría la teoría del contrato social, porque los hombres no vienen al mundo antes que la sociedad. Tampoco es un mero vocablo aplicado a realidades heterogéneas. La nación está hecha de carne y espíritu, es un ser biocultural que es idéntico a sí mismo, mientras conserve la vida. No hay nación sin la concepción del devenir histórico, que ha aparecido en la antigüedad sólo en algunos pueblos: los romanos, los griegos, los judíos. La nación es el sueño de un pueblo. Es un mito realizado en la historia. Su función principal es hacer entrar a cientos de miles o millones de personas en una misma comunidad de destino, a pesar de los intereses y las opiniones que los separan a priori, para convertirlos en ciudadanos obedientes a las mismas leyes y respetuosos de las mismas tradiciones. No se crea una nación por decreto. Es necesario que, poco a poco, las generaciones que se suceden terminen formando el deseo de vivir juntas, bajo la misma autoridad política, para actuar en la historia y desarrollar una cultura común. Sabemos por experiencia que esto no sucede sin duras luchas. La Nación es un motor que permite a los descendientes identificarse y conocer sus valores, una voluntad de vivir y prosperar juntos en un territorio perfectamente identificado y estatutos reconocidos.  Argel 26 de marzo de 1962, Niza 26 de marzo de 2018 La desesperación y la esperanza recuperada Creación del Maestro Jean-François galéa Pintor oficial del Estado Pied-Noir El Estado del Pie Negro en la actualidad El 26 de marzo de 2018 en Niza, el Consejo de Estado Pied-Noir, presidido por el Maestro Henry Bennett, eligió como Jefe del Estado a Pied-Noir y Presidente de la Federación de las Dos Marías al Maestro Jacques Villard, Presidente de la Asociación de Pies-NegrosNegros en el mundo y sus amigos, cofundador del Círculo Argelianista y de Patria Nostra, ex Intendente de la Escuela Católica, Real y Militar de Sorèze, establecimiento de estudios del Mariscal Louis, Augusto, Víctor de Ghaisne de Bourmont, Comandante en Jefe de la Expedición de Argel en 1830. Jacques Villard ha reconocido, a su vez, la elección del Presidente René Pico, como Presidente de la Asamblea Nacional, encargado de reclutar diputados de Memoria, Tradición, modernidad y competencia reconocidas por el conjunto de la comunidad internacional Pied-Noire. Le confió las finanzas del estado. Los tres construyeron entonces un Consejo de Ministros que sigue bajo la responsabilidad del Jefe del Estado. Ahora, el Estado de los Pies Negros: • Colaborar con los gobiernos de los pueblos que lo reconocen y lo apoyan. Interviene, mediante la mediación y la solidaridad, en todo el contexto del Mediterráneo y del Mar Negro para hacer reinar la paz y el desarrollo sostenible. • Se prohíbe toda injerencia en los asuntos de cualquier Estado, en virtud de la neutralidad más absoluta. • Es el único Gobierno del mundo que no dispone, en su seno, de un Ministro de Defensa Nacional o de las Armadas, sino más bien de un Ministro de la Paz. • Reconoce los principios de laicidad y doble nacionalidad. • Prohíbe el uso de armas, la destrucción de la flora y la fauna, la práctica del desempleo, el empobrecimiento, la discriminación racial y sexual, así como todas las prácticas que esclavizan a la humanidad y destruyen el medio ambiente o crean barreras infranqueables entre los seres humanos. •Respeto y apoyo a la acción de las asociaciones que actúan para defender los intereses, la reputación y la perennidad fraterna de los Pies Negros en el mundo. • Afirma que la existencia de un Estado Pied-Noir es el precio justo pagado por la condena de quienes han perpetrado o participado en la masacre de este pueblo, que nunca ha desmerecido, pero que ha sido, con demasiada frecuencia, manipulado y engañado por fuerzas políticas que abusaron de los poderes que se les conferían. El Estado Pie Negro adopta definitivamente para Devise: «La Paz sólo para Combate» (Frase de un editorial sobre Hiroshima de Albert Camus en el periódico COMBAT del 8 de agosto de 1945).  Los medios de acción del Estado Para darse los medios de existir, de cumplir sus misiones, de ayudar a su pueblo y a su nación, el Estado Pied-Noir, representado por los más altos responsables de los cuerpos constituidos, nombra: •  Maestro Jean-Paul alberca: Presidente del Consejo Superior de la Magistratura, encargado de la Orden del Derecho y de la regularidad de las Leyes •  Maestro Jean-François galéa: Presidente del Consejo Superior de la Identidad Nacional, pintor oficial del Estado Pied-Noir •  Monsieur Jean-Claude Intartaglia: Presidente del Consejo Superior de las NTIC, encargado del Sitio y de la Televisión Pieds-Noirs •  Señor Pierre Laborda: Presidente del Consejo Superior de la Diplomacia •  Monsieur Claude De Bailleul: Presidente del Consejo Superior de los Textos Fundamentales, Mediador del Estado •  Señor Christian Gouchet: Presidente del Servicio de Inteligencia y Seguridad, Para que el Estado sea respetado por todos los Estados reconocidos por las Naciones Unidas, se están creando otros Consejos Superiores y Servicios. Por otra parte, el Estado Pied-Noir, en virtud de la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos firmada en Argel el 4 de julio de 1976, exige: •  La restitución de los 51 dominios sociales Pied-Noirs situados en Francia que la Quinta República entregó, sin derecho, sin título ni pago, a la Primera República, en contravención de todas las leyes internacionales, •  La clasificación de sus cementerios en Argelia en virtud del Patrimonio Mundial, con repatriación de los cuerpos para las familias que lo deseen, •  La Verdad histórica sobre el Genocidio, el Éxodo y la dispersión de su pueblo. Por último, el Estado de los Pies Negros: •  Se dotará de un Fondo Internacional de Inversiones que le permita tomar posesión de territorios, •  Creará su Banco de Estado, •  Adoptará acuerdos con pueblos donantes, •  Creará una organización internacional encargada de recoger los legados y de suscribir los arrendamientos, •  Organizará festividades, campañas de prensa, conferencias públicas, debates confidenciales… •  Editará una serie de obras históricas a través de una casa de Edición, •  Se dotará de publicaciones y boletines de enlace internos, Concluirá un plan de desarrollo quinquenal con grandes empresas. Estas empresas intervendrán profesionalmente en la instalación del Estado en sus territorios y embajadas. Jacques Villard Presidente de la Federación de los Dos Orillas Presidente de la asociación PNMA jacquesvillardalger@gmail.com
Fédéracion de Los Dos Costas
Estado de Pie Negro el el Exilio
Espéranza Méditerranea
La Federación de las dos orillas (FDR) Un Estado Pie Negro en el oeste del Mediterráneo  Los Pies Negros toman su destino en muchos sentidos el marco de la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos firmada en Argel el 4 de julio de 1976 La Paz para la única batalla (Albert Camus) El nuevo Atlanthrope Procedentes de Marruecos, Argelia, Túnez y Egipto 5 millones de hombres y mujeres, Los Pies Negros, procedentes de Europa, nacidos en África, cuyas familias fueron: - expoliadas ilegalmente de sus bienes, - asesinadas por miles, - dispersas brutalmente en los cinco continentes, - calumniadas por sus verdugos, - insultadas por los políticos A la reconquista de un territorio y de un estatuto internacional tras un genocidio, un Éxodo y la dispersión.  Después de medio siglo de sufrimiento, al igual que los armenios, los judíos o los palestinos, testimonian ante la historia e interpelan a las instancias internacionales. Los Pies Negros: hacia su destino El folleto que tienen en sus manos es la matriz de un libro que se les presentará durante el año 2019. La idea de la creación de un Estado Pied-Noir, libre y soberano, no ha surgido, como un conejo tirado de las orejas, del sombrero de un mago un poco loco e ilusionista a deseo. Se trata, sin duda, de uno de los secretos mejor guardados de la Quinta República, el que más sangre francesa ha derramado desde el nacimiento del pueblo Pie Negro. Todo comienza probablemente con la destrucción de Jerusalén, la captura de los partidarios de Jean de Gischala y la huida de tribus judías hacia el norte de África, pasando por Egipto. Esta larga marcha a través de los siglos hasta nuestros días ha visto surgir un pueblo nuevo formado por aportes sucesivos, en Berbería,europeos procedentes de la orilla norte del Mediterráneo se instalan en la orilla sur de este lago interior entre Europa y África. Esta unión entre las dos orillas es la razón misma de haber dado a nuestro Estado Pied-Noir el sobrenombre de Federación de las Dos Marías (la FDR). Si estamos de acuerdo en considerar que Alexandre Arcady y sus hermanos son Pieds-Negros, entonces no debemos cortarlos de sus raíces y considerar que son también las de todos los que han mezclado su sangre para dar una identidad común a un pueblo nuevo, salido de las tinieblas de la historia. Este pueblo, los Pies Negros, tomó ciertamente su consistencia y su conciencia con la toma de Argel en 1830 por las tropas francesas que expulsaron a los turcos, después de una ocupación que databa del siglo XVI, siguiendo la de los árabes instalados desde el siglo vii. Al igual que los árabes y los turcos, Francia colonizó el norte de África. Ante la imposibilidad diplomática de permanecer en la orilla sur del Mediterráneo, Francia decidió retirarse a partir de 1956 poniendo fin a las diferentes formas de protectorados en Egipto, Túnez y Marruecos. Concluyó su retirada con la independencia dada a Argelia en 1962. A partir del 16 de septiembre de 1959 se iniciaron negociaciones secretas entre árabes y franceses. Continuaron hasta el 18 de marzo de 1962, fecha de la firma de los acuerdos d’Evian. Francia preveía tres soluciones: - Argelia sigue siendo francesa, - Argelia es entregada a los árabes, - Argelia se convierte en un Estado federal que respeta a las tres etnias (bereberes, árabes y negros) agrupadas geográficamente. Esta fue la segunda solución que prevaleció porque era la más fácil de aplicar con el consentimiento de la comunidad internacional. Los acuerdos secretos, que prevén el retorno de la hegemonía árabe, permitieron a la Primera República argelina controlar la cuestión bereber y a la Quinta República Francesa influir en la presencia de los Pies Negros en el norte de África. Cuatro días después de los acuerdos de Evian, la Quinta República organizó el genocidio, el Éxodo y la dispersión de los Pies Negros en el mundo, comenzando por la masacre de los habitantes del gueto de Bab el oued el 23 de marzo de 1962, pasando por el de Argel el 26 de marzo de 1962 y terminando por el del 5 de julio de 1962 en Orán, que sólo pudo celebrarse porque el Gobierno francés de entonces había retirado las tropas. Los Pies Negros fueron abandonados a su suerte. No se puso en marcha ningún plan de salvaguardia, cada uno huyendo por mar y aire hacia diversos horizontes y según sus propios medios. Sólo España organizó operaciones de liberación controladas a través de buques de guerra, en riesgo de un enfrentamiento con las fuerzas navales francesas. Los partidarios de la Argelia francesa y de la Argelia federal continuaron luchando para que los Pies Negros y los bereberes pudieran controlar sus destinos. A ello siguen las matanzas individuales y colectivas perpetradas por servicios confidenciales de las dos repúblicas entre 1962 y la actualidad. En los últimos tiempos se ha formado un gobierno provisional kabyle para obtener el reconocimiento internacional de la lucha del Movimiento para la Autonomía de Kabilia con la ayuda de la UNPO (Unrepresented Nations and Peoples Organization) Asimismo, la Asociación de Pies Negros en el Mundo y sus Amigos (PNMA) dio a luz el 1 de octubre de 2016 al Estado Pied-Noir, acontecimiento esperado desde 1870, con la denominación de Federación de las Dos Marías (FDR). Presentaremos todos los detalles y documentos de los intentos de crear este Estado desde 1870 en el libro que se publicará, pero retendremos algunos de los autores identificados en orden cronológico: Romuald Vuillermoz, Félix Dessoliers, Raymond Aron, Robert Hersant, General Edmond Jouhaud, David ben Gurion, Jean Sarradet, René Villard, General Paul gardy, Jacques Villard. Todos los actores de esta Tercera Vía fraterna han tenido que afrontar obstáculos, algunos de los cuales fueron insuperables porque fueron sancionados con asesinatos. Ciertamente, su aplicación habría permitido evitar grandes sufrimientos a los Pies Negros al permitirles vivir y prosperar en su tierra natal. Ahora queda por forjar un futuro para los descendientes de este pueblo Pie Negro y de su Nación a través de los gigantescos trabajos que esperan al Estado Pie Negro. Jacques Villard Si el autor de este artículo es citado entre los que intentaron instaurar un Estado Pied-Noir, no es porque sea el hijo de René Villard o el actual jefe del Estado Pied-Noir, sino porque fue el fundador, a petición del General Jouhaud, de la Asociación Patria Nostra, que tenía por objeto crear un Estado Pied-Noir en 1972. Los Pies Negros: una realidad histórica Todos juntos, los Pies Negros forman un pueblo, una nación, un estado. Este pueblo se levanta para asumir su destino en el marco internacional del derecho de los pueblos a la libre determinación. Este derecho se define en el capítulo 1, versículo 2, de la Carta de las Naciones Unidas de la siguiente manera: Desarrollar relaciones amistosas entre las naciones sobre la base del respeto del principio de la igualdad de derechos de los pueblos y de su derecho a la libre determinación, y adoptar todas las medidas necesarias para consolidar la paz mundial. Este pueblo, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, aprobando todas sus recomendaciones, ordena a un Estado que se dote de un territorio, de una Constitución, de una Doctrina, de una Bandera, de un escudo, un órgano ejecutivo y un órgano legislativo supervisados por: - Jefe de Estado: Maestro Jacques Villard - Un Consejo de Estado presidido por el Maestro John Henri Bennett - Un Consejo de la Magistratura presidido por el Maestro Jean-Paul alberca. El órgano ejecutivo es el Consejo de Ministros del Estado Pied-Noir, bajo la alta responsabilidad del Jefe del Estado. Este Consejo de Ministros se compromete, por su parte, como primera misión, a representar al pueblo Pie Negro ante todos los Estados y organizaciones del mundo en el marco de la paz y de la seguridad. El órgano legislativo es la Asamblea Nacional, presidida por René Pico, Presidente de la Comisión de la Memoria y de las Tradiciones, cuya misión es reunir y representar al pueblo Pied-Negro en su diversidad y dispersión, sin olvidar a nadie. Los Pies Negros son mediterráneos convencidos. Desean ser, sin otra arma que el Verbo y el Amor fraterno, mediadores y vectores para que el lago interior de la civilización mediterránea no se convierta en un basurero ni en un cementerio, sino que siga siendo un faro de la humanidad, él que fue su cuna. Los Pies Negros hacen suya la profecía de Isaías que las Naciones Unidas grabaron en mármol: « Y tendrán que forjar sus espadas en barras y sus lanzas en tijeras. Una nación no alzará la espada contra una nación, y ya no aprenderán la guerra. » Uno de ellos, Albert Camus, Premio Nobel de Literatura, afirma con convicción: « La paz es la única lucha que vale la pena librar. Ya no es una oración, sino un orden que debe ascender de los pueblos hacia los gobiernos, el orden de elegir definitivamente entre el infierno y la razón. » El pueblo Pie Negro: un motor El pueblo Pie Negro en su forma y en su denominación no pertenece a nadie. Es libre y soberano. Cinco millones de Pies Negros, formando este pueblo Pie Negro, han sido dispersados en los cinco continentes a raíz de un genocidio y de un éxodo, del título del artículo 7 del Estatuto de Roma, que define los crímenes de lesa humanidad cuando se cometen por orden «en el marco de un ataque generalizado o sistemático contra cualquier población civil». El pueblo Pied-Noir ha sido injustamente y ilegalmente despojado de sus bienes inmuebles (territorio y viviendas) y mobiliario que le pertenecían, en violación del artículo 17 de los Derechos Humanos y del Ciudadano, que dispone: Art. 17. Dado que la propiedad es un derecho inviolable y sagrado, nadie podrá ser privado de ella, salvo cuando la necesidad pública, legalmente comprobada, así lo exija, y bajo la condición de una justa y previa indemnización. La indemnización, si ha tenido lugar, no ha sido ni preliminar ni justa. Así, víctima de un acuerdo ilegal entre potencias asociadas a su desgracia, el pueblo Pie Negro totalmente aislado e ignorado durante medio siglo decidió: - Contrariamente a la leyenda inventada, dar a conocer su martirio en el plano internacional y pedir su reconocimiento, - Hacer condenar a la historia y a los hombres, a los culpables, - Recuperar y vivir en un territorio que le pertenezca al mismo título y en las mismas condiciones que cualquier otro pueblo de la misma naturaleza, - Promover su descendencia preservando los logros de su pasado. A fin de salir de su aislamiento y abrirse al mundo, se comprometió a unirse a todas las iniciativas de las naciones y de los pueblos que toman sus destinos en sus propias manos. En ese sentido, decide mantener su voluntad de adherirse a la UNPO (Unión de Naciones y Pueblos no Representados) y participar en la creación del UNPF (Unión de Naciones y Pueblos Francófonos). El pueblo Pie Negro desea: - Afirmar la democracia como derecho humano fundamental, - Hacer efectivos los derechos humanos, civiles y políticos en todo el mundo, - Defender el derecho universal a la autonomía y a la libre determinación y promover el federalismo. El pueblo Pied Negro inscribe en la Constitución del Estado los siguientes principios: autodeterminación, derechos humanos, democracia, no violencia, ecología, todos los valoresNegros no han dejado de propagar. La Nación Pie Negro: un cemento Lo que distingue a las naciones, que había escrito, aunque sea de cunas, no es la raza ni la lengua. Los hombres sienten en su corazón que son un mismo pueblo cuando tienen una comunidad de ideas, intereses, afectos, recuerdos y esperanzas. Eso es lo que hace a la nación. "La existencia de una nación es un plebiscito de todos los días". "La nación es un alma, un principio espiritual. Dos cosas que, de hecho, no son más que una, constituyen esta alma, este principio espiritual. Una está en el pasado y la otra en el presente. Una es la posesión en común de un rico legado de recuerdos; la otra es el consentimiento actual, el deseo de vivir juntos, la voluntad de seguir haciendo valer la herencia que se ha recibido indiviso. [… ] Una nación es, pues, una gran solidaridad, constituida por el sentimiento de los sacrificios que se han hecho y de los que se están dispuestos a hacer aún.   El hombre no es esclavo ni de su raza, ni de su lengua, ni de su religión, ni del curso de los ríos, ni de la dirección de las cadenas de montaña. Una gran agrupación de hombres, cuerda de mente y cálida de corazón, crea una conciencia moral que se llama una nación." Ernest Renan (1823-1892) (filólogo e historiador) La nación está constituida por los muertos, los vivos y los que nacerán en el seno de la comunidad. No se reduce a una aglomeración de individuos, como lo haría la teoría del contrato social, porque los hombres no vienen al mundo antes que la sociedad. Tampoco es un mero vocablo aplicado a realidades heterogéneas. La nación está hecha de carne y espíritu, es un ser biocultural que es idéntico a sí mismo, mientras conserve la vida. No hay nación sin la concepción del devenir histórico, que ha aparecido en la antigüedad sólo en algunos pueblos: los romanos, los griegos, los judíos. La nación es el sueño de un pueblo. Es un mito realizado en la historia. Su función principal es hacer entrar a cientos de miles o millones de personas en una misma comunidad de destino, a pesar de los intereses y las opiniones que los separan a priori, para convertirlos en ciudadanos obedientes a las mismas leyes y respetuosos de las mismas tradiciones. No se crea una nación por decreto. Es necesario que, poco a poco, las generaciones que se suceden terminen formando el deseo de vivir juntas, bajo la misma autoridad política, para actuar en la historia y desarrollar una cultura común. Sabemos por experiencia que esto no sucede sin duras luchas. La Nación es un motor que permite a los descendientes identificarse y conocer sus valores, una voluntad de vivir y prosperar juntos en un territorio perfectamente identificado y estatutos reconocidos.  Argel 26 de marzo de 1962, Niza 26 de marzo de 2018 La desesperación y la esperanza recuperada Creación del Maestro Jean-François galéa Pintor oficial del Estado Pied-Noir El Estado del Pie Negro en la actualidad El 26 de marzo de 2018 en Niza, el Consejo de Estado Pied-Noir, presidido por el Maestro Henry Bennett, eligió como Jefe del Estado a Pied-Noir y Presidente de la Federación de las Dos Marías al Maestro Jacques Villard, Presidente de la Asociación de Pies-NegrosNegros en el mundo y sus amigos, cofundador del Círculo Argelianista y de Patria Nostra, ex Intendente de la Escuela Católica, Real y Militar de Sorèze, establecimiento de estudios del Mariscal Louis, Augusto, Víctor de Ghaisne de Bourmont, Comandante en Jefe de la Expedición de Argel en 1830. Jacques Villard ha reconocido, a su vez, la elección del Presidente René Pico, como Presidente de la Asamblea Nacional, encargado de reclutar diputados de Memoria, Tradición, modernidad y competencia reconocidas por el conjunto de la comunidad internacional Pied-Noire. Le confió las finanzas del estado. Los tres construyeron entonces un Consejo de Ministros que sigue bajo la responsabilidad del Jefe del Estado. Ahora, el Estado de los Pies Negros: • Colaborar con los gobiernos de los pueblos que lo reconocen y lo apoyan. Interviene, mediante la mediación y la solidaridad, en todo el contexto del Mediterráneo y del Mar Negro para hacer reinar la paz y el desarrollo sostenible. • Se prohíbe toda injerencia en los asuntos de cualquier Estado, en virtud de la neutralidad más absoluta. • Es el único Gobierno del mundo que no dispone, en su seno, de un Ministro de Defensa Nacional o de las Armadas, sino más bien de un Ministro de la Paz. • Reconoce los principios de laicidad y doble nacionalidad. • Prohíbe el uso de armas, la destrucción de la flora y la fauna, la práctica del desempleo, el empobrecimiento, la discriminación racial y sexual, así como todas las prácticas que esclavizan a la humanidad y destruyen el medio ambiente o crean barreras infranqueables entre los seres humanos. •Respeto y apoyo a la acción de las asociaciones que actúan para defender los intereses, la reputación y la perennidad fraterna de los Pies Negros en el mundo. • Afirma que la existencia de un Estado Pied-Noir es el precio justo pagado por la condena de quienes han perpetrado o participado en la masacre de este pueblo, que nunca ha desmerecido, pero que ha sido, con demasiada frecuencia, manipulado y engañado por fuerzas políticas que abusaron de los poderes que se les conferían. El Estado Pie Negro adopta definitivamente para Devise: «La Paz sólo para Combate» (Frase de un editorial sobre Hiroshima de Albert Camus en el periódico COMBAT del 8 de agosto de 1945).  Los medios de acción del Estado Para darse los medios de existir, de cumplir sus misiones, de ayudar a su pueblo y a su nación, el Estado Pied-Noir, representado por los más altos responsables de los cuerpos constituidos, nombra: •  Maestro Jean-Paul alberca: Presidente del Consejo Superior de la Magistratura, encargado de la Orden del Derecho y de la regularidad de las Leyes •  Maestro Jean-François galéa: Presidente del Consejo Superior de la Identidad Nacional, pintor oficial del Estado Pied-Noir •  Monsieur Jean-Claude Intartaglia: Presidente del Consejo Superior de las NTIC, encargado del Sitio y de la Televisión Pieds-Noirs •  Señor Pierre Laborda: Presidente del Consejo Superior de la Diplomacia •  Monsieur Claude De Bailleul: Presidente del Consejo Superior de los Textos Fundamentales, Mediador del Estado •  Señor Christian Gouchet: Presidente del Servicio de Inteligencia y Seguridad, Para que el Estado sea respetado por todos los Estados reconocidos por las Naciones Unidas, se están creando otros Consejos Superiores y Servicios. Por otra parte, el Estado Pied-Noir, en virtud de la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos firmada en Argel el 4 de julio de 1976, exige: •  La restitución de los 51 dominios sociales Pied-Noirs situados en Francia que la Quinta República entregó, sin derecho, sin título ni pago, a la Primera República, en contravención de todas las leyes internacionales, •  La clasificación de sus cementerios en Argelia en virtud del Patrimonio Mundial, con repatriación de los cuerpos para las familias que lo deseen, •  La Verdad histórica sobre el Genocidio, el Éxodo y la dispersión de su pueblo. Por último, el Estado de los Pies Negros: •  Se dotará de un Fondo Internacional de Inversiones que le permita tomar posesión de territorios, •  Creará su Banco de Estado, •  Adoptará acuerdos con pueblos donantes, •  Creará una organización internacional encargada de recoger los legados y de suscribir los arrendamientos, •  Organizará festividades, campañas de prensa, conferencias públicas, debates confidenciales… •  Editará una serie de obras históricas a través de una casa de Edición, •  Se dotará de publicaciones y boletines de enlace internos, Concluirá un plan de desarrollo quinquenal con grandes empresas. Estas empresas intervendrán profesionalmente en la instalación del Estado en sus territorios y embajadas. Jacques Villard Presidente de la Federación de los Dos Orillas Presidente de la asociación PNMA jacquesvillardalger@gmail.com
© 2017 Gouvernement Pied-Noir en Exil - Site Officiel de l’Etat Pied-Noir en Exil -